El hijo y la hija bastón: el que cuida a los padres

Los padres van envejeciendo y llega un día en que necesitan que los cuiden. El cuidador o cuidadora suele ser el hijo menor. En la mayoría de las ocasiones, la hija menor es la que realiza la función de hija bastón, es decir, será el bastón de los padres y los cuidará incondicionalmente cuando sean mayores.

La hija bastón

Vamos a hablar de la hija bastón porque suelen ser las mujeres quienes cuidan a los padres. Si es la hija menor, muy probablemente será al hija bastón. Si hay algún hermano varón menor que ella, las circunstancias podrían cambiar.

¿Cuándo se empieza a ser hija bastón?

La hija bastón nace con este programa inconsciente: cuidar a los padres cuando sean mayores. De hecho, en multitud de ocasiones la hija bastón no tiene pareja ni hijos. No puede crear su propia familia porque debe estar disponible para cuidar a sus padres cuando estos sean mayores. Puede incluso vivir con los propios padres o muy cerca de ellos (en el mismo bloque, delante, en la misma calle, etc.).

Muchas veces cuando preguntas a una hija bastón porque no ha encontrado pareja te responde de forma racional que no la ha encontrado porque no ha querido. Lo cierto es que no puede encontrarla porque debe cuidar a los padres. Ya tiene esa familia.

¿Qué pasa si quieren distanciarse de los padres?

Cuidar a los padres, cuando uno es libre, no es ningún problema. Es decir, cuando podemos llamarlos o irlos a visitar cuando queremos mantenemos con ellos una relación normal’ de padres-hijos (generalizamos con lo de ‘normal’ para que se entienda). No obstante, las hijas bastón tienen la obligación de cuidar a los padres y se sienten culpables si no los cuidan, si no les prestan atención. Por eso los ven cada día, o los llaman (si es que no viven con ellos). Es habitual que si un día la hija bastón siente que no quiere llamarlos o no quiere verlos durante unos días y se lo dice, sus padres (muchas veces es la madre) se lamentan, se hacen las víctimas. También puede pasar con las vacaciones, cuando quieren irse a algún sitio varios días. Sus padres incluso pueden ponerse enfermos para evitar que se vayan. En todas estas situaciones, la hija bastón se siente chantajeada y acaba cediendo.

La hija bastón cuida a los padres hasta que fallecen. Después, muchas de ellas siguen sin tener pareja. Aunque los padres no estén, siguen con el programa de cuidado. En algunos casos, van a vivir a la casa de los padres si es que ya no vivían antes y no tienen espacio ‘emocional’ o ‘físico’ (real) para una pareja. Por ejemplo, todas las habitaciones de su casa tienen cama individual, o tienen todas las cosas de los padres, etc. y no hay sitio para alguien de fuera.

¿Cómo liberarse y dejar de ser hija bastón?

Para dejar de ser hija bastón hay que tomar conciencia, comprender que se lleva esa programa. En descodificación biológica hay varias formas de conseguir esa comprensión y de que la hija bastón se libere de ese programa de cuidado a los padres y pueda empezar a vivir su propia vida.

 

18 pensamientos en “El hijo y la hija bastón: el que cuida a los padres

  1. Hola!! Muchísimas gracias por tu artículo!! Me han venido que ni pintado.
    Al final del mismo dices ” En descodificación biológica hay varias formas de conseguir esa comprensión y de que la hija bastón se libere de ese programa de cuidado a los padres y pueda empezar a vivir su propia vida.”
    Podrías aclararme un poco las ideas?? qué preguntas debo hacerme? Cómo libro ese programa?

    Gracias!!!!

    Me gusta

    • Hola! algunas veces con saber que eres hija bastón, con hacer ‘consciente’ esta información ya liberas el programa. Hay otras veces en los que hay que acompañar a la persona para que integre el conocimiento y pueda avanzar. A veces ser hija bastón está tan anclado en nuestra mente que nos los dicen pero no queremos aceptarlo. Debes entender que no has venido para cuidar a los padres, sentir que ese no es tu papel. Y automáticamente pasas a la acción: pones distancia con los padres, quizás no los llamas cada día, o si vivías con ellos te buscas una casa propia… Si en tu caso has sentido algo dentro, como una liberación, como quitarte el peso de algo, seguramente ya has pensado en pasar a la acción. Si no has sentido ese clic interno si quieres escríbenos en el formulario y podemos mirarlo en una sesión por Skype. ¡Muchos ánimos!

      Me gusta

  2. Hola, mi novia es así, pero ella lo ve como lo más natural del mundo, dice que es feliz así y que no tiene porqué “ser como los demás”, lógicamente esto nos trae muchos problemas, me quiere mucho, eso si, pero para vivir juntos por ejemplo tendría que ser en un piso al lado de sus padres, lo cual es imposible porque su padre no se quiere mudar y donde están ahora no se puede. Si nos vamos unos días fuera llama una o dos veces a ver cómo están, y solo puede ser unos días, no puede ser más tiempo porque no puede “faltar de su casa”. Los padres son muy mayores y ya necesitan ayuda para muchas cosas de la vida cotidiana. Tiene una hermana mayor casada y con un hijo que se ofrece para ayudar pero ellos tienen una vida totalmente incompatible con los horarios de los demás, se levantan tarde, comen tarde, no pueden pasar sin dormir la siesta, solo salen a pasear a las 9 de la noche, incluso en invierno, se recogen tarde y se acuestan tarde. Nosotros solo nos podemos ver un ratito al final del día porque hasta esa hora no puede salir. Es algo enfermizo y no se qué hacer para convencerla de que tiene que hacer su vida. Los padres le dicen que tiene que salir más conmigo y dejar de estar siempre con ellos, me quieren mucho y lo entienden, pero ella no hace caso de nadie. Tenemos los dos alrededor de los 40 y ella aun no tiene ni trabajo, ni siquiera terminó los estudios porque su madre comenzó con sus enfermedades y ella se dedicó por completo a cuidarla. Llevamos juntos 3 años, y es desesperante. No puedo decirle nada porque me discute y me dice que ella no va a separarse de ellos para ser infeliz y luego culparse de no haber estado con ellos cuando falten, y yo me veo que hasta que no falten no vamos a poder tener nosotros nuesta vida, ni luego tampoco porque su dependencia emocional de ellos es tan fuerte que cuando falten ella “morirá” con ellos. No se que hacer, algun consejo? Gracias.

    Me gusta

    • Hola Mario. Muchas gracias por compartir tu caso. Tú puedes ver y gestionar esta situación de forma distinta. Se nota que no lo llevas bien, así que tienes, en principio, 2 opciones: cambias tu forma de percibir esa situación (muchas veces se necesita a alguien de fuera, como un psicólog, desprogramador u otro profesional para que nos ayude) o dejar a tu pareja.
      Ella,por su parte,podría actuar de forma distinta si viera más allá; la dificultad es que para ella todo está bien. Si lo veo todo bien, ¿para qué tengo que cambiar? Su postura es fija. Por mucho que alguien le explique algo de esta situación, o le haga reflexionar, no lo verá distinto si no lo quiere ver.
      Por eso, creo que eres tú el que debería actuar, hacer algo. Te escribiré por privado. ¡¡Un abrazo!!

      Me gusta

  3. Hola! Me encontré con este artículo por un comentario que hizo mi ex-novio (me dijo que yo era hija bastón y que debería dejar de serlo para estar con él). Aunque me pareció muy interesante el enfoque, no veo como realmente una persona, específicamente una mujer, pueda dejar de ser “bastón”, puesto que si no es cuidar padres, es cuidar marido e hijos; y ahi es donde no le veo sentido a la idea de “vivir su vida”. Es decir o me quedo soltera y dedico gran parte de mi tiempo a mis padres o me caso y dedico gran parte de mi tiempo a los hijos…entonces “vivir su vida” es en realidad simplemente dejar de cuidar a los unos para dedicarse a cuidar a otros… O peor aún, la llamada “generación sandwich” que termina con una terrible carga de cuidar tanto a padres como a hijos. En mi caso, soy profesional, trabajo y cuido a mis padres. No me quiero casar ni tener hijos porque simplemente creo que sería otra carga más y entonces si dejaría de tener espacios para mi sola y mis pasatiempos. Tengo amigas casadas que me dicen que me envidian porque cuando yo quiero salir de paseo, por ejemplo, contrato enfermera o una ayudante que esté pendiente de mis padres por unos días y me voy y aunque estoy pendiente de llamar y estar al tanto, disfruto de mi paseo. La amiga casada con hijos me dice que ella quisiera poder hacer algo así para tener tiempo para ella misma, pero que sus hijos y esposo no aceptarían que ella simplemente se tomará unos días y dejara a alguien que atendiera sus responsabilidades en casa en ese espacio de tiempo. Entonces no veo la parte negativa de ser “hija bastón” o tal vez no la entiendo. De hecho he visto como mi vida es en muchas ocaciones, no siempre obviamente, más relajada y con más tiempo para mi misma que la vida de mis amigas que están casadas y tienen hijos menores. En una reunión con amigas de un par horas, puedo llamar o recibir llamadas de mis padres una o dos veces, terminamos el café y me voy a casa… en ese mismo lapso de tiempo una de mis amigas recibe una llamada del esposo que por favor recuerde recoger el traje de la lavandería y luego mensajes de los hijos que les compre material para algún trabajo escolar o el regalo para el amiguito que está de cumpleaños y ella después del café se tiene que ir a hacer esas diligencias para luego ir a si casa. Entonces, desde esa perspectiva prefiero la soltería dedicada a mis padres que me han dado tanto en lugar de a una pareja a quien no le debo tanto y a hijos que no sé si cuando sean mayores se acuerden de mí o no. Tal vez no entienda bien el concepto, o no lo quiera ver, pero la vida de mis amigas casadas, la verdad, no la veo como una mejor opción o un “vivir su propia vida”. Gracias

    Me gusta

    • Hola Carolina, gracias por tu comentario.
      Te explico: cuando uno es hijo o hija bastón tiene creencias que sitúan a los padres (y puede que algún otro familiar) como prioridad. Hay creencias del tipo: los padres son lo más importante, tengo que cuidar a los padres, no puedo tener pareja… Cuando el cerebro cree algo hará todo lo posible para hacerlo realidad. En este sentido los hijos bastón acostumbran a ser personas que no tienen pareja o si la tienen muchas veces no tienen hijos.
      Lo que comentas tú es, entre otras cosas, que prefieres tu situación para no tener que cargar con hijos y otras responsabilidades, para tener más libertad. Pero ese argumento que das es cierto para ti porque tienes una serie de creencias que lo aguantan (ej: los padres son lo más importante).Hay personas casadas y con hijos que no ven a los hijos como cargas.
      La parte negativa de ser hija bastón es que no ves otra realidad, es decir, crees que cuidar de tus padres es lo único que puede existir; son personas que suelen invertir mucho tiempo con los padres y dejan de lado simbólicamente otros aspectos de su vida. No ves ningún lado negativo de ser hija bastón porque ese es tu programa, tus creencias. Es como si vivieran la vida de otra persona. Cuando detectas las creencias que tiene una hija bastón y las trabajas y eliminas,lo que pasa es que la persona puede atender a sus padres desde una perspectiva más libre; los padres ya no ocupan el lugar número 1 sino que se vive con más coherencia. No he conocido jamás un hijo o hija bastón que después de eliminar sus creencias se arrepintiera porque viven con más libertad para escoger su vida.

      Me gusta

  4. Aaaaah por cierto, tengo 43 años y vivo con mis padres y también estoy pendiente de mi abuela materna que está en un geriátrico. Tuve dos novios con los que no duré mucho porque me insinuaba, o así yo lo percibía, que ellos debían ser la prioridad para mi en lugar de mis padres. :/

    Me gusta

    • Hola Carolina. Una persona que es hijo o hija bastón cree profundamente que la familia es lo más importante, que tiene que cuidar a sus padres. Sin esa misión es como si la vida perdiera color. Yo recomiendo trabajar con algunos protocolos las creencias asociadas a ese comportamiento tipo: Los padres son lo más importante, tengo que cuidar a…
      Cuando se detectan creencias y se eliminan lo que sucede es que puedes cuidar de tus padres y de quien sea sin sentirse obligada, sin sentir culpabilidad y puedes decidir libremente si tener pareja o no tenerla, hijos, etc.
      En cambio cuando eres hija bastón tienes creencias y formas de pensar que no te dejan pensar de forma objetiva. De corazón, recomiendo mirar aunque sea una vez los patrones de familia y las creencias para poder decidir con libertad.

      Me gusta

  5. Hola, me gustaría saber cómo trabajar esta parte de ser la Hija Bastón, hace un par de años he realizado consultas de biodescodificación, una tarea donde revisamos mis programas transgeneracionales más potentes, desde ahí se han destapado más y más programas inconscientes, digamos que tengo las herramientas para hacer consciencia y darme cuenta, la tarea diaria obviamente es ir aceptando e integrando, creo que llegué a lo más gordo de mi programación que es este: mi gran programón, tal como lo describes así soy yo, me siento súper ligada a mis padres, no concibo otra manera de vivir, alejarme de ellos me produce nostalgia, me dan ganas de llorar, y siento culpa, mis relaciones de pareja son frustrantes, he querido tener mi familia, pero obvio eso no se ha crsitalizado, pues mis relaciones no van más allá de algo pasajero, y obviamente mis autoboicots en el trabajo son permanentes para no despegarme de ellos y no prosperar a nivel económico, mis padres me ayudan económicamente, lo extraño en mi casa es que yo soy hija bastón, pero mi hermana mayor también lo es, en ese sentido ambas somos cuidadoras de nuestros padres, ella es sostenedora económica de mi madre y yo, su cuidadora emocional, y mi padre nos ayuda a ambas (sus hijas) en la parte económica. Realizando mi trasngeneracional, mi madre fue la cuidadora de mi abuela hasta su muerte y mi padre (el hijo menor) también es el cuidador de su madre (mi abuela paterna), mi descodificador guía me dijo que yo soy muy dependiente de ellos porque eso refleja lo dependientes que ellos (mis padres) son de mí, también hicimos unos duelos (rituales) para cortar lastres familiares. Mi pregunta es si pasando ya por esta terapéutica,sabiendo toda esta información, haciendo una tarea diaria de poner conciencia e ir aceptando e integrando es suficiente, ¿es decir con el cambio consciente y de percepción o habría que hacer un trabajo más profundo? Gracias

    Me gusta

    • Hola Diana Carolina, encantada de saludarte. Si has hecho varias sesiones y ‘duelos’ y no hay cambios reales en la relación con tus padres (sigues sintiéndote ‘atada, unida’ a ellos es que no has hecho el ‘clic interno’ necesario. Si hubieras tomado conciencia de verdad y hubieras integrado la información te sentirías de forma distinta y verías cambios reales. Por lo tanto, creo que deberías hacer algo más; o el cambio se hace o no se hace pero no se puede hacer a medios por lo que creo que te falta ‘integrar’ nueva información. Te puede servir la PNL o hacer otra sesión de desprogramación. Si quieres podemos hablar por privado. Un abrazo

      Me gusta

  6. Hola: creo que soy una hija bastón, siempre eh vivido con mis padres, mi madre falleció hace 5 años con ella llevaba buena relación, ella decía que era conmigo con la que siempre quería estar aunque me casara, era de las hijas con la que se iría a vivir, como aun no tengo casa propia, sigo viviendo con mi padre, con el la verdad no tengo buena relación fui mas apegada a mama nunca me eh casado ni tengo hijos, eh tenido parejas pero siempre pasa algo que hace que no funcione la relación, yo en realidad quisiera ser madre tener una pareja estable un hogar, pues ya casi cumplo 40, me podría ayudar porfavor, que puedo hacer para ya no tener esa programación del inconsciente, pues trato de llevarme mejor con mi padre aunque es una persona dificil y alcohólica, puesto que el padre es el que da la pareja a la hija.

    Muchas gracias!

    Me gusta

  7. Hola, escribo porque considero que soy hija bastón, aunque mi caso es un poco distinto, nunca había escuchado sobre este término hasta ahora, pero algo en mí me decía que no estaba bien, por cómo me hace sentir.

    Soy hija única y mi madre fue soltera, por lo que siempre trabajaba para mantenerme, así que me cuidaba la abuela, me educaron desde pequeña para que también le dijera “mamá” a ella (lo hicieron con todos mis primos también), ella prácticamente tomó el papel de madre el tiempo que mi mamá se ausentaba, que fue la mayor parte de mi vida hasta mis 17 años. Mientras yo iba creciendo no me apartaba de la abuela, a todo lugar donde ella iba, yo iba. En ese momento, a parte de mi abuela y madre, vivía con la familia de una tía (ella, su esposo y sus dos hijos). Sin embargo, era yo la que siempre estaba pegada a la abuela. Me convertí como en su última hija, mis tíos estaban ya casados, mi mamá trabajando y yo la más pequeña, comencé a ser su cuidadora, se convirtió en mi obligación acompañarla a todos lados.

    Cuando tenía 17 años mi madre se casó y se fue de la casa, yo estuve de acuerdo, y me preguntó si me iba con ella y le dije que no, porque en ese entonces, sentía que todo estaba bien, que mi lugar era con la abuela.

    Todo continuo igual, hasta que nos cambiamos de casa cuando yo tenía 20 años (ahora tengo 24), nos fuimos sólo la abuela, el abuelo y yo (la relación de mis abuelos ya estaba quebrada, no dormían juntos, ni nada, pero era un terreno que habían comprado hace años y decidieron habitarlo) y como era mi obligación, me fui con ella.

    Al año de habitar esa casa y de llevar 3 años de relación con mi pareja, en ese entonces, él me pidió irme a vivir con él, rentar, a lo cuál mi respuesta fue negativa, yo le dije que porque estaba estudiando y si rentábamos no nos iba a alcanzar y yo no quería dejar la uni, pero la realidad era que me daba miedo dejarla, por qué le fuera a pasar si me iba, estaba acostumbrada a mí por 21 años, pero también quería estar con mi pareja, así que lo convencí de que él se fuera a vivir con nosotros.

    Así fue, durante ese tiempo mi pareja tuvo muchísimos roces con la abuela, ella a veces era muy grosera con él, y a pesar de que yo había hablado muchas veces con ella, no cambiaba. A los dos años de vivir en pareja, él ya estaba al límite de irse, ya no aguantaba las actitudes de la abuela y me pidió irnos (yo ya había terminado la uni) a lo que yo no pude, y no he podido, pienso en que ella depende de mí, sus hijos han dejado de atenderla, soy yo la que la sigue acompañando, llevando a sus consultas, todo. Ahí me di cuenta que algo no estaba bien. Pero ya no puedo, me siento atada y por otro lado no quiero dejarla, es diabética, hipertensa, requiere varios medicamentos al día, quién le cheque la glucosa dos veces al día, quién la anime a comer porque casi no le da apetito, además de que casi no quiere estar con su marido porque no lo quiere y cuando él está en la casa ella se refugia conmigo en mi cuarto, siento que depende de mí, y yo no sé qué hacer, siento que no tengo el corazón para dejarla, pero también siento que no puedo hacer mi vida aparte, o todo lo que tenga que hacer debe ser ahí, cerca de ella.

    Cabe mencionar que mis tíos, incluso mi madre, dicen que es mi obligación porque vio por mí y me dio cosas que a ellos no, e incluso la abuela lo ha dicho también, y justifica que ellos no la procuren porque estoy yo, porque ellos no tienen dinero para ir a verla, y eso me hace sentir obligada, a pesar de qué sé que no es mi obligación, no lo puedo dejar de hacer.

    Por otro lado, está mi madre, pienso que cuando ella esté vieja debo cuidarla y estar cerca de ella, que estoy obligada a hacerlo porque no tiene más hijos. A veces siento que ya es mi destino.

    NECESITO AYUDA.

    Me gusta

    • Hola Isabel,
      Muchas gracias por compartir tu historia. Voy a ser clara y directa contigo: te recomiendo al 100% que trabajes tus patrones inconscientes de hija bastón porque o lo haces, o es muy muy probable que no puedas formar tu propia familia. Tienes un patrón de CUIDAR así que si ahora no lo haces, te sientes culpable, mala ‘hija’, mala persona, etc. Es normal sentirse así porque es tu patrón. Pero si lo trabajas a nivel inconsciente verás que solo es un patrón y que mereces ser libre y poder decidir cómo y con quién compartir tu vida. Si tu no estuvieras en el mundo tu abuela y tu madre cuando sea mayor recibirían cuidados de otra persona (no se quién, pero habría alguien o alguna entidad que se haría cargo); tu ‘excusa’ es que no hay nadie pero solo son creencias. Ni tu madre ni tus tíos pueden decidir tu futuro ni hacerte hacer nada que no quieras. Pero para poder decidir libremente SÍ O SÍ debes trabajar esto a nivel inconsciente.
      Escríbeme a info@silviaguinart.com (es otro proyecto que tengo) y lo comentamos sin compromiso. Es hora de que HAGAS ALGO para la persona más importante de tu vida: TÚ. Un fuerte abrazo!!

      Me gusta

  8. Hola buenas tardes hace unos días una chica me dijo que soy hija bastón y leyendo sobre ello llegue a esta pagina.

    Hace mucho tiempo que siento que no soy feliz que siempre estoy haciendo lo que quieren los demás y viviendo a expensas de mis padres también he de decir que mis padres han fallecido mi padre de forma traumática por un accidente en el año 2016 y mi madre al año siguiente (ella estaba enferma tenia alzehimer pero no estaba muy avanzado aún) pero realmente ella murió porque echa en falta a mi padre, (esta chica me dijo que eso se llama un “te sigo”) vi como se sentía triste y le echaba de menos, lloraba por él y a su vez se quería ir con el y quería que yo pudiese vivir mi vida… pero aun así yo les he estado cuidando y viviendo con ellos siempre….

    Soy la hija pequeña de tres hermanos con mi hermano mayor me llevo 7 años y con el mediano 5, ellos tienen su propia vida, el mayor su familia y el mediano su pareja entiendo que viven felizmente.

    Yo sigo viviendo en la misma casa que vivía con mis padres,, me esta costando hacer cambios en la casa es ahora cuando todavía estoy empezando a tirar ropa y quitando muchas cosas y la verdad que por un lado me apetece cambiar la casa pero por otro me cuesta mucho …. hay cuadros, fotos que es como que me pongo a cogerlos y como si estuviesen clavados o alguna fuerza superior no me dejase moverlos de ahi…

    Lo peor de todo es que no avanzo ni con amistades ni con el amor ni con nada… he llegado a pensar que o soy rara o nadie me quiere o no sé… llevo varios días buscando información porque desde que esta chica me dijo eso he caído en la cuenta de que si yo soy una hija bastón, mis hermanos han hecho su vida y yo no soy capaz de poder hacerla y sigo anclada en esta vida y en el pasado de mis padres auque ya no esten y no avanzo por mucho que quiera hacerlo.

    A parte no se si tiene algo que ver pero parece que hasta atraigo a la gente mayor… la gente mayor se fija en mi y quizás yo también en ellos y se paran a hablar conmigo o incluso a veces hay señores mayores que intentan conquistarme… puag…

    Trabajo en una residencia de ancianos en la administración y aunque mi trabajo no tiene que ver directamente con el cuidado de los ancianos cuando comence a trabajar despues de fallecer mis padres me costo muchisimo asimilarlo.
    Necesito ayuda, estoy con una psicóloga porque a parte estoy aun intentando superar todavía el duelo de mis padres y mis problemas de ansiedad.

    Me gustaria que me explicaseis esas formas que hay de descodificación biológica para conseguir liberaqrme de ese programa de cuidado a los padres y pueda empezar a vivir mi propia vida.,

    Lo neesito, me siento atrapada en una vida quen o es mia,

    un saludo

    Me gusta

    • Hola Lucy,
      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Ya has dado un gran paso reconociendo que tiene el programa de Hija bastón, así que enhorabuena. Para poder desprogramarte, dejar atrás las creencias limitantes de cuidar a los padres (aunque estén fallecidos), de netregarte a los demás y de no poder formar tu propia familia, yo te recomendaría hacer algunas sesiones de desprogramación. En ellas se mirarían programas y creencias que existen en tu familia, cosas que se han ido repitiendo en tu vida, incoherencia con tus valores, cómo pasar a la acción y ejercicios que irías haciendo, entre otros (también algunos ejercicios en directo en consulta con PNL). Si te parece, hablamos por privado y concretamos. Pase lo que pase, HAZ ALGO. Te mereces VIVIR TU VIDA CON PLENITUD. Un gran saludo

      Me gusta

  9. hola hoy me doy cuenta que soy una hija baston. aunque intente cambiar la realidad hace un par de meses. debido a que cambie. mi mama se murio. y ahora no puedo sobrellevar la culpa

    Me gusta

    • Hola Marce, gracias por compartir. Si realmente hubieras cambiado, no sentirías culpa, lamentación, preocupación.. es normal sentir tristeza por la muerte de un ser querido pero desde una base de paz y amor. Mi consejo es que ‘no te duermas’, que sigas trabajándote. Te lo mereces TODO. Un abrazo!

      Me gusta

Responder a Isabel Domínguez Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s